Silencio y palabra, camino de evangelización

Tomás Sanz

Si principalmente lo que importa es la audiencia, la mentira fácilmente será utilizada como medio más eficaz

 Este es el lema de la cuarenta y seis jornada mundial de las comunicaciones sociales, que la Iglesia propone el domingo día 20 de mayo, solemnidad de la Ascensión. Es esencial para la persona el comunicarse, y así lo vivimos. En el extremo contrario está la soledad por falta de comunicación, uno mismo que se cierra o los demás. Los medios que tenemos debemos utilizarlos bien, así estamos constituidos, el silencio y la palabra, la imagen y los gestos o el cuerpo, la escritura y las artes plásticas. Estos medios se vienen desarrollando por la técnica, radio, televisión, cine, prensa, libros y los más modernos, internet, redes sociales, etc.

Leer más
0

Mantener y crecer, hacia ¿Dónde?

/ Rafael Rodríguez

Rafael Rodríguez

Sería muy cómodo y muy rentable para algunos que este proceso de austeridad y recortes continuara con más privatizaciones

 Hace más de un quinquenio que se viene advirtiendo a la ciudadanía española que ha sido una derrochadora integral, que se ha gastado lo que no tenía y que como consecuencia de ello estamos endeudados hasta las cejas. La receta ha sido clara, concisa y contundente: austeridad. Se ha puesto como ejemplo aquello de que como los gastos son mayores que los ingresos, hay que recortar los gastos. Y eso se ha hecho con precisión y rapidez casi quirúrgica, mediante unos presupuestos generales del Estado que, según los que saben de esto, van a ser de muy difícil cumplimiento.

Leer más
0

Los monteros del rey cazador: Enrique IV

/ Josefina Mateos

Josefina Mateos

El rey era un verdadero ecologista y naturalista pues se cuidaba de la repoblación e implantación de especies

En el año de 1462, el rey Enrique IV ya cazaba en los montes de nuestra comarca. El cronista Hernando del Pulgar dijo “era gran montero e plaziale muchas veces andar por los bosques apartado de las gentes”. La afición del Rey Enrique a las monterías, montes y fieras, es señalada por todos los cronistas. D. Enríquez del Castillo escribió: "Era gran cazador de todo linaje de animales y bestias fieras. Su mayor deporte era andar por los montes, y en aquellos hacer edificios e sitios cercados de diversas maneras para animales".

Leer más
0